Coste por Clic campañas publicitarias adwords

Cuando buscamos darle visibilidad a nuestro proyecto web o bien potenciar las ventas de un producto o servicio determinado, una de las primeras alternativas suele ser las campañas de anuncios en Google o alguna red social como Facebook, Instagram o Twitter.

Al empezar la configuración de estas campañas te encontrarás con términos que si no te dedicas al mundo del marketing digital seguro desconozcas, como, por ejemplo, el coste por clic.

En este post te explicaremos brevemente en que cosiste el coste por clic.

¿Qué es el coste por clic?

El coste por clic es una modalidad de pago de anuncios online utilizada en plataformas como Google ads, Facebook Ads, o Instagram, que consiste en que solamente pagarás cuando el usuario haga clic sobre tu anuncio.

Esto significa que no pagarás por anuncios donde el usuario no haga clic, esto es una ventaja para el anunciante ya que, aunque el anuncio se visualice en la plataforma solo pagarás si se hace clic en él.

También es una forma de evaluar clientes potenciales, ya que si deciden hacer clic en nuestro anuncio es porque ese usuario está interesado de alguna u otra forma en nuestro producto o servicio.

¿Cómo se fijan los precios para el CPC?

Seguramente te preguntaras, Pero ¿cuánto vale cada clic? Bien, las plataformas como Google Ads o Facebook Ads fijan el precio de coste por clic mediante un sistema automatizado de puja, en el que el anunciante:

  • Crea un anuncio en una plataforma ya sea Google AdWords, Facebook Ads, etc.
  • Seleccione unas palabras claves relacionadas con el anuncio a publicar
  • Se elige el importe máximo que se está dispuesto a pagar
  • Entre los anunciantes que han seleccionado las mismas palabras claves que tú, se realizará una puja automática por cada clic y se pagará el precio más alto.

¿Existe solo el coste por clic?

Aunque con el tiempo el coste por clic es la forma de pago de anuncios online más utilizadas, existen otros métodos de publicidad online:

  • Coste por acción o CPA. El anunciante paga cuando el usuario realice una acción determinada aparte del clic. Por ejemplo, rellenar un formulario, Suscribirse a un boletín o incluso realizar una compra.
  • Coste por mil o CPM. El coste por mostrar 1000 veces tu anuncio en un determinado sitio. Es decir, es el precio a pagar por cada 1000 impresiones de nuestro anuncio o banner. Por ejemplo, si damos un valor de 10€ por cada 1000 impresiones y se realiza 30000, el coste a pagar sería de 300€. Es una buena opción si queremos dar a conocer nuestra empresa y mejorar nuestro branding e imagen de la empresa.

Elegir uno u otro método dependerá de los objetivos de la campaña. Dependerá si buscas:

  • Potenciar el branding o imagen de marca de tu empresa
  • Lograr un retorno de la inversión
  • Dar a conocer un nuevo producto o servicio
  • Atraer usuarios a tu página web
  • Que te envíen un formulario de contacto o se pongan en contacto contigo por una llamada.

¿Cómo diseñar una estrategia de coste por clic?

Para que nuestra campaña publicitaria online resulte rentable bajo un sistema de coste por clic será necesario:

  • Seleccionar correctamente las palabras claves. Debemos ser capaces de elegir las mejores palabras claves que se ajusten correctamente a nuestro producto o servicio. Debemos de analizar la competencia y el volumen de búsquedas que tienen cada una de las palabras claves seleccionadas.
  • Cantidad Máxima a pagar. Es un poco complejo establecer una cantidad máxima a pagar ya que el precio de la puja es variable en base a la palabra clave, competencia y ubicación. No tiene el mismo coste una palabra clave para Madrid que para un pueblo a las afueras de madrid. Es importante segmentar lo máximo posible la ubicación donde queremos mostrar nuestro anuncio.

mantenimento web posicionamiento seo

 

Entrada anterior
¿Cómo solicitar una reseña o valoración en google my business?
Entrada siguiente
¿Qué es y para qué sirve Google Tag Manager?
Menú